Agosto 2011 – Casablanca-Assa-Guelmin

Por Gabriel Martínez del Marmol

Domingo 21 de agosto. Yo estaba hablando con Lore, mi novia, de hacer un viaje corto a Marruecos, ver de nuevo a mi amigo Kentaoui y conocer personalmente a Aymerich. Lore necesitaba estar en España el sábado 27 pero finalmente decidimos visitar Marruecos. Sería un viaje duro, pero Marruecos es siempre una buena opción para las vacaciones…

Lunes 22. Cruzamos a Marruecos en el último ferry. Llegamos a Tanger Med muy tarde y conducimos directamente a Asilah, durmiendo en un hotel.

Despertar en Asilah.

Martes 23. A la mañana siguiente partimos hacia Agadir para encontrarnos allí con Michel y Kentaoui. Es una distancia larga y sólo hicimos una pequeña parada en Casablanca, en el lugar donde encontré una Daboia mauritanica el año pasado. Paramos allí a las 13:00 horas y la temperatura era muy elevada. No vimos víboras, sólo un juvenil de Hemorrhois hippocrepis y un juvenil de Malpolon monspessulanus monspessulanus.

Buen habitat para serpientes en Casablanca.
Juvenil de Hemorrhois hippocrepis.
Juvenil de Malpolon monspessulanus monspessulanus.
Juvenil de Malpolon monspessulanus monspessulanus, detalle.

Despúes de hacerles algunas fotos condujimos hasta Agadir, donde nos encontramos con nuestros amigos. Allí, Michel nos presentó al director del documental de TV «Amouddou 110 serpents du sud»:

http://www.youtube.com/watch?v=3YvsGA2d1U8

Fuimos a dormir a la casa del hijo de Kentaoui pero dormimos solamente 4 horas porque estuvimos hablando sobre serpientes, naturaleza, hábitats, el Sahara Occidental, Marruecos…

Miércoles 24. A la mañana siguiente fuimos a las oficinas de Amouddou y pudimos ver el documental completo (52 minutos). Muy buen documental que muestra a la gente de Marruecos la verdadera naturaleza de las serpientes como animales pacíficos. En el futuro este documental será emitido en Marruecos. Después de la sesión de TV nos despedimos de Aymerich. Lore, Kentaoui y yo nos dirigimos al sur.

Nos despertamos en Agadir: Michel (izquierda), Nasser (centro, arriba), Kentaoui (centro, abajo) y yo (derecha).

Llegamos a Bord Six muy tarde. En casa de Kentaoui cenamos y después comenzamos a buscar herpetos. Kentaoui tenía una Echis preparada para soltarla, pero antes de tomar fotos de esa serpiente yo quería intentar encontrar mi propia víbora. Estuvimos un rato buscando, pero sólo vimos una Tarentola boehmei. Ibamos a dormir cuando un sobrino de Kentaoui comentó que nunca había visto una Echis. Así que Lore y yo decidimos hacer un último intento. Empezamos a buscar pero no había nada, ni Tropiocolotes, ni Chalcides, ni Tarentola… y a la 1:00, cuando estabamos ya volviendo, en un muro encontramos un bonito ejemplar de Echis leucogaster. Estabamos muy felices por haberla encontrado (Yo estaba muy feliz y Lore y el sobrino de Kentaoui también de verme tan feliz). Hicimos algunas fotos de ambas Echis.

Paisaje típico de Assa y Bord Six, hábitat de Echis leucogaster, Telescopus tripolitanus, Psammophis schokari, Uromastyx nigriventris…
Echis leucogaster, detalle.
Echis leucogaster.
Echis leucogaster, otra foto del mismo individuo.
Otra foto del mismo individuo.
Foto de los dos individuos.
Echis leucogaster grande, detalle.
Otro acercamiento del mismo individuo.
Echis leucogaster grande.
Echis leucogaster en su habitat.

Pero cuando yo me sentía un hombre muy afortunado, Kentaoui, Lore y yo seguimos buscando y encontramos una Telescopus tripolitanus muerta. Yo estaba muy emocionado, porque Echis y Telescopus son probablemente las serpientes más raras de Marruecos. Así que empezamos a buscar y encontramos ¡una pareja! Estaba muy sorprendido de ver 2 Echis y 3 Telescopus en un periodo tan corto. Todas las serpientes fueron liberadas en lugares adecuados lejos de las casas habitadas.

Telescopus tripolitanus, dos individuos (¿una pareja?).
Telescopus tripolitanus, ejemplar con cola larga, probablemente un macho.
Telescopus tripolitanus, detalle.
Telescopus tripolitanus, macho.
Telescopus tripolitanus, detalle.
Telescopus tripolitanus, ejemplar con cola más corta, probablemente una hembra.

Jueves 25. Continuamos buscando y encontramos varios Uromastyx nigriventris y una Rhagerhis moilensis atropellada. Condujimos hacia Guelmim. A mitad de camino vimos al lado de la carretera 4 niños levantando piedras y golpeando algo. Estaban muy alterados y tratando de matar algo, Kentaoui dijo: ¡es una serpiente! Corrimos rápidamente y los niños se pararon. Kentaoui levantó una piedra y debajo se encontraba una pequeña Psammophis schokari. Jugamos con la serpiente un rato mostrando que es una serpiente inofensiva que nunca muerde! Estos niños habrían matado a la serpiente si no lo hubiesemos impedido.

Oasis cerca de Guelmim.
Lore y una diminuta Psammophis schokari.

Continuamos conduciendo a Guelmim en dirección Tan-tan. En el camino encontramos una Hemorrhois hippocrepis muy rojiza, Psammophis schokari, una Malpolon monspessulanus saharatlanticus juvenil y una extraña Hemorrhois. Para mi es H. algirus intermedius o un híbrido H. hippocrepis x algirus, pero como con el especimen de junio, la discusión está asegurada… (http://www.flickr.com/photos/gabrimtnezmarmol/5883627959/in/photostream individuo del pasado junio de 2011)

Hábitat típico entre Guelmim y Tan-tan.
Hemorrhois hippocrepis rojiza.
Malpolon monspessulanus saharatlanticus, juvenil.
Subadulto de Psammophis schokari.
Detalle de un extraño individuo de Hemorrhois sp.. Quizás es un híbrido entre H. hippocrepis y H. algirus o simplemente una H. hippocrepis con folidosis anómala y marcas dorsales en forma de rombo.
Extraño individuo de Hemorrhois sp.
Bufo boulengeri.

A mitad de camino, Kentaoui habló con un amigo. Nos dijo si queriamos ver la gigantesca cobra del documental de TV «Amouddou 110 serpents du sud». Estabamos cerca de Tan-tan asi que aceptamos. Llegamos a casa del aissaoui y rápidamente nos ofrecieron te y abundante comida. Kentaoui nos dijo que el aissoui es muy honesto y buen hombre, y así me lo pareció. Este aissaoui me dijo que estuvo trabajando con J.A. Valverde durante 10 años. Y yo le pregunté muchas cosas sobre la distribución y abundancia de Naja haje y Bitis arietans, actividad y distribución de Daboia mauritanica… El me dió muy buena información y también nos contó historias divertidas de su trabajo. Cuando terminamos la cena, Kentaoui nos preguntó si queriamos volver a Guelmim o ver la Naja haje de más de dos metros. Yo tuve curiosidad de ver una cobra tan grande y aceptamos. El aissaoui nos hizo un espectáculo privado en su casa debido a su amistad con Kentaoui. Yo estaba fascinado con la cobra gigante pero de nuevo pudimos ver el problema de Marruecos con esto. Este buen hombre y toda su familia sobreviven gracias a los espectáculos con las serpientes en un país sin muchas posibilidades de trabajo. Entonces ¿es necesario acabar con los espectáculos para proteger las serpientes? ¿Y que ocurre con esta gente? ¿les conseguiremos otro trabajo? La cuestión es muy complicada. Aunque es fácil para los herpetologos «de ciudad» hablar sobre la protección de las serpientes, la realidad es muy compleja.

Aissaoui con una Naja haje de más de dos metros y Bitis arietans.
Detalle de la cobra (mudando).
Detalle de la cobra (mudando).
Yo (izquierda), el aissaoui con su hijo (centro) y Kentaoui (derecha).
Lore (izquierda) y Kentaoui con la familia del aissaoui.

Después de despedirnos del aissaoui y su familia condujimos a Guelmim para dormir y al siguiente dia conducir más de 1.200 Km a Tanger Med y cruzar a España en el primer ferry del sábado 26 a las 8:30. Sin duda un viaje de locos. Lore fué clave al traducirme del francés y estuvo muy fuerte en un pais donde la posición de las mujeres no es la mejor posible. Kentaoui fué un buen compañero, muy muy divertido y loco. Fué muy bueno conocer a Michel. Y vimos especies muy interesantes. ¡Quiero volver a Marruecos pronto!

15 respuestas a «Agosto 2011 – Casablanca-Assa-Guelmin»

    1. Que tal Juanra? Puede que sean dos machos. Le he escrito a algunos que saben de Telescopus a ver que me dicen. Pero no hay mucho publicado de dimorfismo sexual en esta especie asi que es complicado. Schleich et al. (1996) diferencian el sexo por el número de subcaudales. Lo comprobé y como pensaba, la de la cola larga tiene muchas más subcaudales que la otra, siendo macho y hembra me atrevería a decir que 100%. Hay otras características que no se ven en Schleich et al., 1996 y que ayudarían a diferenciar sexo según he visto en las fotos más detenidamente, y que trataremos en la ficha de Telescopus tripolitanus con fotos de las colas de macho y hembra y otros detalles…

    1. Muchas gracias Javier en lo que me toca. La verdad que mi novia no se quejó mucho a pesar de la paliza de kilometros, Aymerich encantador el poco tiempo que pude estar con él y mi colega Kentaoui un auténtico crack asi que la compañía ideal. Marruecos nunca defrauda de verdad, es increíble, sólo con bajar y ver los paisajes ya merece la pena! Y si encima ves algo mejor.

      Un saludo!

    1. Gracias Alfred! A ver si Raul termina los examenes y le hablo del viaje… Y ya que hablas del blog aprovecho para darle a Javi las gracias por haberse dado tanta prisa en poner el viaje, y encima haber conseguido (no se como consigue este tio hacer todo lo que quiere con el ordenador) poner esto en el apartado viajes pero con la posibilidad de poner mensajes como en el blog, es un maquina y la verdad que gracias a el la web esta quedando de miedo… esta web no tiene precio 😉

  1. Vaya vaya tela chaval!, que cosa mas guapas de Echis!, la de color mas oscuro es flipante tio!, y las Telescopus en copula, y recien mudadas deben estar, porque los colores y las iridiscencias son impresionantes, vamos que… sin comentarios, y la Hemorrhois roja, pues sin palabras tambien, que ganitas de volver a bajar a Marruecos…, que viaje mas productivo para tan poco tiempo tio!, jejeje, estas un mes alli, y la lias pero bien parda!.
    Un abrazo!

    1. Gracias Budi, esto en Israel sería una noche más… (4Echis road+2hoogstrali 😉 pero en Marruecos parece algo increíble. Cómo me alegró ver la Echis pequeñita esa, en los mismos sitios que estuve con Raul mirando varias noches en 2009. Estas cosas son así. Yo allí un mes no se cuanto vería, pero si voy con el budi arrasamos seguro jejeje te recuerdo que eres con Raul las unicas personas que cuando yo ya no puedo mas, vosotros seguis bicheando (vamos que estais como yo o peor de la cabeza ;P

      1 abrazo Budi, a ver cuando nos bajamos a ver Daboia mauritanica en Casablanca

    1. Pues ni se Lo pregunté… La verdad que tiene el morro fatal. Kentaoui me dijo muy seguro q este hombre nunca le quita los colmillos porque incluso había colaborado con el instituto Pasteur dándoles veneno. Así que supongo q le deben durar. Además q está en concreto es la cobra mas grande vista en Marruecos jamás, por Lo que seguro que la cuida bien, aunque el morro es inevitable que se deforme… Aymerich nos dijo de comprarla y soltarla, porque un bicho tan especial debería estar libre, Pero vale una pasta. Y con ese tamaño quizás la cogen al día siguiente de soltarla. Es una pena…

      1. Comprarla y soltarla, aparte del valor simbólico que pueda tener, no aporta nada a la conservación de la especie. Efectivamente, un bicho tan grande desubicado en una zona que no conoce y que se dedique a vagabundear tiene muchos boletos para morir atropellado o de un palazo en la cabeza o ser de nuevo capturado y vendido. Además habría que ver cuánto tiempo y cómo ha estado en cautividad, pues si ha tenido alimentación forzada podría haber perdido la habilidad para cazar, y si lleva mucho tiempo en cautividad también podría haber perdido el natural miedo a los humanos, aparte de haber adquirido alguna efermedad que podría transmitir a las poblaciones silvestres. La conservación de esta y otras especies pasa por conservar en buen estado su hábitat y concienciar a la gente mediante campañas de divulgación.

        Pero mi pregunta era precisamente porque no hay ejemplares tan grandes en libertad, y me preguntaba si ese tamaño lo habría alcanzado en cautividad, donde la comida está asegurada, o la capturaron ya grande. Creo entender que es la cobra con la que se filmó el documental que comentas ¿correcto? osea, que es una cobra famosa, que le debe ser rentable al tipo este, por lo que lo mismo la tiene desde hace mucho tiempo.

        1. Sí, esta es exactamente la cobra del documental.
          Pues esa información la desconozco, no se si la cazó grande o si ha ido aumentando en cautividad, pero vamos que en la web de Aymerich se habla de que han visto en Bou Jerif ejemplares de 2,20m. Aunque creo que no se ha comprobado y que yo sepa esta de las fotos es la más grande de momento «oficialmente» vista en Marruecos.
          Yo creo que lo ideal sería hacer granjas de serpientes (Naja haje, Bitis arietans, Daboia mauritanica, Malpolon monspessulanus) y que ejemplares criados aquí se utilicen en los espectaculos, no capturadas en la naturaleza, pero vamos que controlar eso es complicado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *