0 usuarios visitando la web
IUCN Red List — Least Concern

Víbora de la arena
Cerastes vipera (Linnaeus, 1758)

Por Mario Schweiger

Actualizado: 2/08/2012

Cerastes vipera

Cerastes vipera. Merzouga. Foto: © Mario Schweiger.

Mapa de distribución de Cerastes vipera

  Cerastes vipera

Mapa de distribución de
Cerastes vipera
en Marruecos.


Galería multimedia: 9 fotografías. [ENTRAR]


Para citar esta página:
Mario Schweiger (2012): Cerastes vipera (Linnaeus, 1758). En: Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J. P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J. R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com/ficha/Cerastes_vipera/. Versión 2/08/2012. Consulta realizada el 25 de marzo de 2017.

Para citar www.morocoherps.com en su conjunto:
Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J.P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J.R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com. Consulta realizada el 25 de marzo de 2017.


Encuadre filogenético

Coluber Vipera Linnaeus, 1758
Vipera aegyptiaca Daudin, 1803
Cerastes richiei Gray, 1842
Vipera avicennae Jan,1859
Cerastes vipera Boulenger, 1891
Cerastes vipera inornatus Werner, 1929
Aspis vipera Saint Girons, 1956

La única subespecie descrita, inornatus Werner, 1929, difiere por tener la cola de la misma coloración que el cuerpo y 27 filas de escamas dorsales, dentro del rango de la especie (Baha el Din, 2006). Esta subespecie fue invalidada por Pasteur y Bons, 1960.

Descripción

Pequeña víbora que puede alcanzar los 49 cm (Flower, 1933), pero que normalmente mide entre 30 y 35 cm. Las hembras son significativamente mayores y más robustas que los machos. Las escamas están fuertemente aquilladas, lo que le da una apariencia más áspera y rugosa que Cerastes cerastes. Tres, a veces cuatro filas de escamas entre el ojo y las supralabiales (Schleich et al., 1996). Strauch (1869) examinó 12 víboras de la arena, 10 de las cuales tenían 4 filas de suboculares. Cuerpo de color beige, marrón a naranja rojizo, esta última coloración especialmente en la parte más occidental de su distribución. Diseño solo ligeramente marcado, excepto en areas costeras del suroeste de Marruecos y Sahara Occidental, donde individuos con diseño contrastado, marcas gris azuladas y ojos uniformemente naranja son típicos. Presenta dimorfismo sexual (dicromatismo), teniendo las hembras colas negras, mientras que en los machos éstas son del mismo color que el resto del cuerpo, oscureciendose únicamente en la punta (Marx, 1958).

Cerastes vipera

Cabeza. Merzouga. Foto: © Mario Schweiger.

Jamás presenta cuernos sobre los ojos (comparar con Cerastes boehmei Wagner & Wilms, 2010 de Tunisia).

Ecología y hábitos

La víbora de la arena es un "sidewinder", dejando en la arena marcas no conectadas con forma de J, cuando se desplaza rápidamente.

Cerastes vipera practica el "caudal luring", enterrándose en la arena y colocando la cola delante de su cabeza, con la punta de la cola asomando de la arena, a modo de señuelo. Cuando se aproxima una lagartija, la víbora comienza a mover la punta de la cola simulando ser una presa potencial para la lagartija (Neill, 1960; pers. obs.). Este comportamiento puede tener una relación causal con el hecho de que la víbora tenga la punta de la cola oscura o negra.

Se alimentan fundamentalmente de lagartijas (Acanthodactylus, Mesalina, Stenodactylus), pero también son capturados pequeños roedores, especialmente por las hembras grandes.

Cerastes vipera Cerastes vipera

Enterrándose en la arena. Merzouga. Fotos: © Mario Schweiger.

En contraste con todos los otros miembros del género Cerastes, que ponen huevos, Cerastes vipera pare crías vivas. Sin embargo existen observaciones antiguas de Cerastes vipera poniendo huevos, aunque los huevos eclosionaron pocas horas depués de ser depositados (Flower, 1933). Pare de tres a seis crías, ocho como máximo.

En primavera y otoño Cerastes vipera muestra actividad fundamentalmente durante la mañana y las últimas horas de la tarde, mientras que durante los meses más calurosos del verano la actividad se reduce a las primeras horas de la noche. Durante esta época del año las viboras se calientan en las capas superiores de arena de las dunas.

Se entierran en la arena suelta mediante movimientos ondulatorios del cuerpo, comenzando por la cola.

Cuando se la molesta, la víbora frota las escamas laterales aquilladas entre sí produciendo un sónido aspero, de forma similar a otras especies de Cerastes o Echis.

Distribución, hábitat y abundancia

La víbora de arena se distribuye desde la región costera atlántica del suroeste de Marruecos en el norte hasta el norte de Mauritania en el sur y a través del Sahara hasta la península de Sinaí y suroeste de Israel.

Hábitat de Cerastes vipera

Hábitat de Cerastes vipera. Erg Chebbi. Foto: © Mario Schweiger.

Cerastes vipera es una especie altamente especializada en la vida en la arena y por tanto restringida a las zonas de dunas (erg) del Sahara. En el suroeste de Marruecos y en el Sahara Occidental vive también en zonas de dunas costeras, como en la laguna Khnifiss. Evita las zonas de solo dunas, prefiriendo depresiones con algo de vegetación, donde se oculta enterrada bajo pequeños arbustos o en matas de Esparto (Stipa tenacissima), asomando únicamente los ojos y el hocico fuera de la arena.

Hábitat de Cerastes vipera

Hábitat de Cerastes vipera. Merzouga. Foto: © Mario Schweiger.

Según observaciones propias en el Erg Chebbi (Merzouga) durante septiembre, las dunas estaban completamente cubiertas de rastros de huellas de esta especie, cruznado unas sobre otras. Esto apunta a una densidad de individuos bastante alta. Sin embargo, andando durante la noche con una linterna solamente se vieron unos pocos ejemplares.

Su estatus de conservación en Sahara Occidental es de bajo riesgo-preocupación menor (LR-lc; Geniez et al., 2004).

Bibliografía

  • Baha el Din, S. 2006. A Guide to the Reptiles and Amphibians of Egypt.- The American University in Cairo Press; 360 pp.
  • Bons, J. & Geniez, P. 1996. Amphibiens et Reptiles du Maroc (Sahara Occidental compris) Atlas biogéographique.- AHE, Barcelona, 320 pp.
  • Flower, S.S. 1933. Notes on the recent reptiles and amphibians of Egypt, with a list of the species recorded from that kingdom.- Proc. zool. Soc., London 1933: 735 – 851.
  • Geniez, P.; Mateo, J.A.; Geniez, M. & Petgher, J. 2004. The Amphibians and Reptiles of Western Sahara. An Atlas and Field Guide. Frankfurt Contributions to Natural History, Vol. 19; Ed. Chimaira230 pp.
  • Marx,H. 1958. Sexual dimorphism in coloration in the viper Cerastes vipera L.- Nat. Hist. Misc. 164: 1-2
  • Neill, W. T. 1960. The caudal lure of various juvenile snakes. Quarterly Journal of the Florida Academy of Sciences 23:173–200.
  • Pasteur, G. & Bons, J. 1960. Catalogue des reptiles actuels du Maroc.- Travaux de l´Institut scientifique chérifien, Série Zoologie, 21: 1 – 132.
  • Schleich, H.H.; Kästle, W. & Kabisch, K .1996. Amphibians and reptiles of North Africa. Biology, Systematics, Field Guide.- Koeltz Scientific Books. 628 pp.
  • Strauch, A. 1869. Synopsis der Viperiden, nebst Bemerkungen über die geographische Verbreitung dieser Giftschlangenfamilie.- Mem. Acad. Imp. Sci., St. Petersbourg 14(6): 146 pp.

Todos los contenidos © 2011-2015 www.moroccoherps.com. El copyright del texto, imágenes, y otros contenidos de www.moroccoherps.com pertenecen a los autores, fotógrafos, y otros artistas que han creado estos materiales, y no pueden ser usados sin permiso de los propietarios del copyright.
Diseño, programación y mantenimiento de la web: Javier Gállego.