0 usuarios visitando la web
IUCN Red List — Not Evaluated

Salamanquesa de la cruz
Tarentola annularis (Geoffroy Saint-Hilaire, 1827)

Por Victor Gabari

Actualizado: 30/10/2012

Tarentola annularis

Tarentola annularis. Smara. Foto: © Gabri Mtnez.

Mapa de distribución de Tarentola annularis

  Tarentola annularis

Mapa de distribución de
Tarentola annularis
en Marruecos.


Galería multimedia: 5 fotografías. [ENTRAR]


Para citar esta página:
Victor Gabari (2012): Tarentola annularis (Geoffroy Saint-Hilaire, 1827). En: Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J. P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J. R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com/ficha/Tarentola_annularis/. Versión 30/10/2012. Consulta realizada el 23 de agosto de 2017.

Para citar www.morocoherps.com en su conjunto:
Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J.P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J.R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com. Consulta realizada el 23 de agosto de 2017.


Encuadre filogenético

El género Tarentola fue dividido en 5 subgéneros: Tarentola, Makariogecko, Sahelogecko, Saharogecko y Neotarentola (Joger, 1984). Dentro del subgénero Sahelogecko fue incluida la especie Tarentola annularis lo cual ha sido confirmado por análisis genéticos nuclear y mitocondrial que muestran también su proximidad genética con T. ephipiatta (Carranza et al., 2008).

Dentro de la especie Tarentola annularis han sido reconocidas dos subespecies: Tarentola annularis annularis (Geoffroy Saint-Hilare, 1809) y Tarentola annularis relicta Joger, 1984. En el área solo está presente la subespecie nominal.

Descripción

Salamanquesa grande y de aspecto robusto que alcanza una longitud máxima hocico-cloaca de 140 mm (media de 121 mm en machos, 99 mm en hembras). La longitud máxima que alcanza incluyendo la cola es de 251 mm en machos y 177 mm en hembras.

Tarentola annularis

Tarentola annularis. Smara. Foto: © Raúl León.

En la parte dorsal presenta entre 12-14 hileras de tubérculos ligeramente carenados y sin rosetones de tubérculos secundarios. Las extremidades son relativamente gruesas y cuentan con 5 dedos cada una. El quinto dedo de las patas traseras tiene entre 25-31 láminas (Schleich et al., 1996).

La coloración general varía en función del hábitat y factores ambientales, aunque generalmente es de color marrón oscuro-grisáceo a amarillento arena. Sobre el color de fondo, en el dorso y la cola suelen destacar varias bandas trasversales de color más claro, y a la altura de las extremidades anteriores destacan normalmente cuatro puntos de color blanco (en ocasiones más; Geniez et al., 2004; R. León Vigara y G. Martínez del Mármol Marín, inédito).

Tarentola annularis

Juvenil de Tarentola annularis. Smara. Foto: © Gabri Mtnez.

Los machos, además de alcanzar mayor tamaño que las hembras como se ha comentado anteriormente, poseen una cabeza proporcionalmente más grande y ancha.

Ecología y hábitos

Es una especie eminentemente crepuscular y nocturna que también puede cazar durante el día. Como la mayoría de especies del género Tarentola, habita frecuentemente superficies verticales como aljibes, ruinas o árboles por los que se desplaza velozmente.

Especie territorial durante la época de celo, momento en el que suelen evitar sitios ocupados por sus congéneres. Los machos emiten un chillido defensivo similar al de Tarentola mauritanica (audible a una distancia de 3 m) y también emiten señales sonoras en los recorridos por su territorio para llamar a las hembras, las cuales responden cuando están interesadas en copular. Las hembras depositan de 2 a 8 puestas por estación reproductora (entre marzo y agosto), frecuentemente compuestas por 1-2 huevos que entierran en la arena. Las puestas son defendidas por las hembras (Schleich et al., 1996).

El espectro alimenticio incluye invertebrados (principalmente hormigas; Geniez et al., 2004), saurios (Schleich et al., 1996) y recientemente se ha publicado un caso de predación sobre un micromamífero (Crochet y Renoult, 2008).

Tarentola annularis

Tarentola annularis predando sobre un jerbo. Foto: © Pierre-André Crochet.

Distribución, hábitat y abundancia

Rango geográfico mundial: se encuentra desde el nivel del mar hasta los 1170 metros (Loveridge, 1972) y tiene una amplia distribución que comprende Marruecos, Libia, Egipto, Mauritania, Mali, Chad, Sudán, Abisinia, Somalia, República de África Central, Sinaí (Schleich et al., 1996), Uganda (Jirků et al., 2010), Camerún (LeBreton, 1999) y Etiopia (Mekonnen, 2009). Ha sido introducida en varias localidades dispersas de Florida (Mekonnen, 2009).

La cita de la laguna de Khnifiss podría tratarse de un error con Tarentola mauritanicapallida”, aunque al ser el autor de la cita Ulrich Joger, experto en el género Tarentola crea dudas y podrían habitar en esa localidad ambas especies en simpatría. Especie muy común en el sur que ocupa prácticamente la totalidad de este territorio excepto las zonas costeras donde es mucho más rara (no así por ejemplo en Mauritania y Senegal; Bons & Geniez, 1996).

Habitat de Tarentola annularis

Hábitat de Tarentola annularis. Smara. Foto: © Raúl León.

El hábitat seleccionado consiste normalmente en formaciones rocosas con fisuras y vegetación dispersa, con árboles o construcciones humanas. Suele ocupar el mismo sitio durante largos periodos de tiempo. Aunque es un reptil adaptado a condiciones extremadamente secas, si tienen oportunidad bebe frecuentemente, y prefiere vivir alrededor de los pozos (Schleich et al., 1996).

En algunas zonas de su distribución es localmente abundante. Hoofien (1962) describe 31 ejemplares de Tarentola annularis encontrados ocupando una simple grieta dentro de una pequeña roca basáltica en Bouet (Djibouti). En la zona y a nivel global su estatus de conservación es “fuera de peligro-poco conocida” (LR-lc; Geniez et al., 2004).

Bibliografía

  • Bons, J. & Geniez, P. 1996. Anfibios y Reptiles de Marruecos (Incluido Sahara Occidental). Atlas Biogeográfico. Asociación Herpetológica Española. Barcelona. 319 pp.
  • Carranza, S., Arnold, E. N., Mateo, J. A. y Geniez, P. 2002. Relationships and evolution of the North African geckos, Geckonia and Tarentola (Reptilia: Geckonidae), base don mitocondrial and nuclear DNA sequences. Molecular Phylogenetics and Evolution 23 (2002) 244-256.
  • Crochet, P.A. & Renoult, J.P. 2008. Tarentola annularis annularis (Geoffroy de Saint-Hilaire, 1827) preying on a mammal. Herpetology Notes, volume 1: 58-59 (published online on 11 December 2008).
  • Geniez, P.; Mateo, J.A.; Geniez, M. y Pether, J. 2004. The amphibians and reptiles of the Western Sahara. Edition Chimaira, Frankfurt, 228 pp.
  • Hoofien, J. H. 1962. An unusual congregation of the gekkonid lizard Tarentola annularis (Geoffroy). Herpetologica 18: 54-56
  • Jirků, M.; Mihalca, A.D.; Necas, P. & Modrý, D. 2010. An addition to the East African herpetofauna. The first record of Tarentola annularis relicta in Uganda. Bonn zoological Bulletin Volume 57 Issue 2 pp. 173–176 Bonn, November 2010.
  • Joger U 1984. Taxonomische Revision der Gattung Tarentola (Reptilia: Gekkonidae). Bonner Zoologische Beiträge 35 (1-3): 129-174
  • LeBreton, M. 1999. A working checklist of the herpetofauna of Cameroon. Netherlands Committee for IUCN.
  • Loveridge, A. 1972. Revision of the african lizards of the family Gekkonidae. Bulletin of the Museum of Comparative Zoology. Harvard College Vol. 98, Xo. 1.
  • Mekonnen, A. 2009. Retile survey and some ecological studies of two sympatric lizard species, Tarentola annularis and Mabuya striata from Awash National Park, Ethiopia. Addis Ababa University.
  • Schleich, H.H., Kästle, W. & Kabisch, K. 1996. Amphibians and Reptiles of North Africa. Biology, Systematics, Field Guide. Koeltz Scientific Books. 630 pp.

Todos los contenidos © 2011-2015 www.moroccoherps.com. El copyright del texto, imágenes, y otros contenidos de www.moroccoherps.com pertenecen a los autores, fotógrafos, y otros artistas que han creado estos materiales, y no pueden ser usados sin permiso de los propietarios del copyright.
Diseño, programación y mantenimiento de la web: Javier Gállego.