Ficha de Vipera monticola

Víbora montana
Vipera monticola Saint Girons, 1953

Por Gabriel Martínez del Mármol Marín

Actualizado: 09/10/2021

Taxonomía: Serpentes | Viperidae | Vipera | Vipera monticola

Vipera monticola
Vipera monticola monticola. Oukaimeden. Foto: © Gabri Mtnez.

  V. m. monticola
  V. m. saintgironsi 
  V. m. atlantica

Mapa de distribución de Vipera monticola en Marruecos.

 

Galería multimedia: 13 fotografías. [ENTRAR]

Encuadre filogenético

La montana era considerada una subespecie de la víbora hocicuda Vipera latastei (Saint Girons, 1954; Sochurek, 1979), hasta que Beerli y colaboradores (1986) la elevan a rango de especie por tener un número menor de escamas dorsales en el centro del cuerpo (19 mientras que V. latastei tiene 21-23), dimensiones más reducidas (menos de 40 cm) y un patrón dorsal distinto. Sin embargo, estudios recientes vuelven a poner en duda el rango específico de Vipera monticola (Brito et al., 2006; 2008).

Trabajos posteriores confirman que Vipera monticola tal y como estaba considerada era una especie inválida,  pues los análisis moleculares mostraban que se trataba de un simple ecotipo adaptado a la alta montaña dentro del linaje norteafricano del complejo latastei-monticola (Velo-Anton et al., 2012).

Freitas et al., (2018) incluyen más tarde una muestra de Tizi n´ Tichka y sugieren que el linaje norteafricano merece la consideración de especie separada de Vipera latastei,  con 3 diferentes linajes: 1) las montañas del Riff, Atlas Medio y Este del Alto Atlas, Argelia y Túnez; 2) Las poblaciones de la meseta del Tichka y 3) la genéticamente más diferente de todas, las poblaciones de las zonas del Alto Atlas frente a Marrakech (Oukaimeden, Jbel Toubkal) y el Jbel Sirwa.

Martínez-Freiría et al., (2021) proponen que todas las poblaciones norteafricanas del género Vipera sean consideradas Vipera monticola, describiendo dos nuevas subespecies para los clados mencionados: V. m. saintgironsi y V. m. atlantica respectivamente. De este modo V. latastei sería actualmente un endemismo ibérico.

Descripción

V. monticola fue considerada la víbora más pequeña del género Vipera Laurenti, 1728 con una longitud media de 345 mm (Spawls y Branch, 1995). No obstante, mientras que V. m. monticola y V. m. atlantica son especies de tamaño reducido, se han encontrado ejemplares de V. m. saintgironsi que superaban los 50cm.

La cabeza es grande, bien diferenciada del cuerpo, y con ojos de tamaño mediano de color cobrizo con la pupila negra y vertical. Es característica la gran escama rostral en forma de cuerno como sucede en Vipera latastei. Las escamas supralabiales a menudo tienen marcas pequeñas del mismo color que el zigzag del dorso. Es una especie solenoglifa y presenta dos dientes inoculadores de veneno conectados a glándulas de veneno citotóxico.

Es un ofidio robusto como la mayoría de víboras de su género. Las escamas están aquilladas, contándose 19-23 escamas a mitad de cuerpo. La cola es corta, diferenciada del cuerpo, más larga en los machos y con una base menos abrupta que las hembras, y a menudo con coloración amarilla.

Vipera monticola
Detalle de la cabeza. Oukaimden. Fotos: © Gabri Mtnez.
Vipera monticola
Detalle de la cola amarilla. Oukaimeden. Fotos: © Gabri Mtnez.

El color de base suele ser grisáceo en machos y marrón en hembras. Las subespecies nominal y atlantica muestran un diseño dorsal compuesto por una línea recta que parte de la cabeza y finaliza en la cola y esta línea tiene marcas trasversales. Las marcas trasversales al salir de la cabeza se mezclan con la línea que recorre la parte dorsal formando un zigzag pero poco después las marcas se sitúan de forma paralela distinguiéndose claramente del zigzag común en los ejemplares de V. m. saintgironsi.

Vipera monticola
Diseño dorsal de Vipera monticola monticola. Alto Atlas. Foto: © Philip de Pous.

Ecología y hábitos

La víbora montana es una especie eminentemente terrestre y de hábitos diurnos. Debido a sus hábitos montanos, este ofidio sólo ha sido hallado en el periodo de tiempo en que las condiciones meteorológicas son favorables. A pesar de la creencia de que es una especie con actividad anual limitada a 3 o 4 meses (Schleich et al., 1996; Phelps, 2010), únicamente debe tener un periodo de invernación o diapausa en los meses más fríos, al haberse constatado actividad desde marzo y abril (Westerström, 2010; H. Iglesias, com. pers).

Vipera monticola
Ejemplar de Vipera monticola monticola observado activo en marzo, cuando gran parte de su hábitat estaba todavía cubierto por la nieve. Alto Atlas. Foto: © Honorio Iglesias García.

Es una especie vivípara. En un estudio con dos hembras grávidas de la subespecie nominal el máximo de crías fue de 4. Al nacer medían un máximo de 13,5 cm (Scheich et al., 1996).

La subespecie nominal se alimenta de insectos y saurios (Chalcides montanusAtlantolacerta andreanskyiQuedenfeldtia trachyblepharus) y en cautividad aceptan pequeños roedores (Schleich et al., 1996). Para la captura del rápido geco diurno del Gran Atlas Quedenfeltia trachyblepharus, la cola podría servirle como cebo en la técnica de caza conocida como caudal luring, descrita para Vipera latastei (Parellada y Santos, 2001; J. P. González de la Vega, com. pers.). Los ejemplares de mayor tamaño, V. l. saintgironsi,  seguramente preden sobre especies de mayor tamaño (pájaros, roedores).

Vipera monticola
Vipera monticola. Alto Atlas. Foto: © Pierre-Yves Vaucher.
Vipera monticola
Vipera monticola. Alto Atlas. Foto: © Pierre-Yves Vaucher.

No se conocen predadores. Como defensa al ser perturbada reacciona como la mayoría de vipéridos: se enrosca, emite bufidos y lanza ataques al posible agresor.

Distribución, hábitat y abundancia

V. m. monticola y atlantica son endemismos de Marruecos que habitan en el Gran Atlas entre los 1.200-4.000 m (Geniez et al., 1992; Bons y Geniez, 1996; Schleich et al., 1996; Phelps, 2010; Miras et al., 2011) y el macizo de Sirwa (Pillet, 1994; Slimani et al., 1996).

Hábitat de Vipera monticola
Hábitat de Vipera monticola monticola. Alto Atlas. Foto: © Philip de Pous.

Es un relicto paleártico estrictamente montano que ocupa los taludes, canchales y laderas rocosas con arbustos espinosos almohadillados en zonas de alta montaña.

Los principales factores de amenaza son la muerte directa a manos del hombre (pastores sobre todo).

Para la subespecie nominal según los criterios de la IUCN se encuentra en un estado de “casi amenazada” (NT; Miras et al., 2011). Estos autores exponen como principal causa del descenso de esta especie la destrucción del hábitat por tala de árboles.

Bibliografía

  • Beerli,P.; Billing,H. & Schatti,B. 1986. Taxonomischer Status von Vipera latasti monticola Saint Girons 1953 (Serpentes, Viperidae). Salamandra 22: 101-104
  • Bons, J. & Geniez, P. 1996. Amphibiens et reptiles du Maroc (Sahara Occidental compris). Atlas Biogéographique. Asociacion Herpetologica Espanola, Barcelone. 319 pp.
  • Brito, J.C.; Santos, X.; Pleguezuelos, J.M.; Fahd, S.; Llorente, G.A. & Parellada, X. 2006. Morphological variability of the Lataste’s viper (Vipera latastei) and the Atlas dwarf viper (Vipera monticola: patterns of biogeographical distribution and taxonomy. Amphibia-Reptilia 27 (2): 219-240
  • Brito, J.C.; Santos, X.; Pleguezuelos, J.M. & Sillero, N. 2008. Inferring evolutionary scenarios with geostatistics and geographical information systems for the viperid snakes Vipera latastei and Vipera monticola. Biological Journal of the Linnean Society, 2008, 95, 790–806
  • Dobiey, M. & Vogel, G. 2007. Venomous snakes of Africa. Edition Chimaira, Frankfurt. 148 pp.
  • Fahd, S.; Barata, M.; Benítez, M.; Brito, J.C.; Caro, J.; Carvalho, S.; Chirosa, M.; Feriche, M.; Herrera, T.; Márquez-Ferrando, R.; Nesbitt, D.; Pleguezuelos, J.M.; Reques, R.; Paz Rodríguez, M.; Santos, X.; Sicilia, M. & Vasconcelos, R. 2007. Presencia de la víbora hocicuda Vipera latastei en el Atlas Medio (Marruecos) y otras citas herpetológicas para la región. Bol. Asoc. Herpetol. Esp., 18, 26-34.
  • Freitas I, Fahd S, Velo-Anton G, Martínez-Freiría F. 2018. Chasing the phantom: biogeography and conservation of Vipera latastei-monticola in the Maghreb (North Africa). Amphibia-Reptilia: DOI:10.1163/15685381-17000197.
  • Geniez, P.; Inechi, I.; Ben Kirane, C. & Bons, J. 1992. Les serpents venimeux du Maroc: position systématique et état des connaissances sur leur distribution- Actes Inst. Agron. Vet., 12 (1): 37-48
  • Martínez-Freiría F, Freitas I, Velo-Antón G, Lucchini N, Fahd S, Larbes S, Pleguezuelos JM, Santos X, & Brito JC. 2021. Integrative taxonomy reveals two species and intraspecific differentiation in the Vipera latastei–monticola complex. Journal of Zoological Systematics and Evolutionary Research, 00, 1–29.
  • Miras, J.A.M.; Joger, U.; Pleguezuelos, J.; Slimani, T. & El Mouden, H. 2006. Vipera monticola. In: IUCN 2011. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2011.1. . Downloaded on 07 July 2011.
  • Parellada, X. & Santos, X. 2002. Caudal luring in free-ranging adult Vipera latasti. Amphibia-Reptilia 23 (3): 343-347
  • Phelps, T. 2010. Old World Vipers. Edition Chimaira. 562 pp.
  • Pillet, J. M. 1994. Nouvelles données sur la répartition et l’écologie de la Vipère naine du Haut Atlas Vipera monticola Saint Girons, 1954 (Reptilia, Viperidae). Rev. Suisse Zool., 101, 3, 645-653.
  • Saint Girons, H. 1954. Note rectificative au sujet de Vipera latastei montana, n. subsp. Bull. Soc. Zool France 78: 475
  • Schleich, H. H.; Kastle, W. & Kabisch, K. 1996. Amphibians and Reptiles of North Africa. Koeltz Scientific Publishers, Koenigstein. 630 pp.
  • Slimani, T.; Boumezzough, A. & Bons, J. 1996. Nouvelles observations sur l’herpétofaune marocaine ; 6 : Le massif du Sirwa et le versant méridional du Haut-Atlas. Bull. Soc. Herpétol. Fr., 79, 15-21.
  • Sochurek,E. 1979. Die Schlangen Nordafrikas. Mitt. Zool. Ges. Braunau 3 (8/9): 219-226
  • Spawls, S. & Branch, B. 1995. The Dangerous Snakes of Africa. Ralph Curtis Books. Dubai: Oriental Press. 192 pp.
  • Velo-Antón G, Godinho R, Harris J, Santos X, Martínez-Freiría F, Fahd S, Larbes S, Pleguezuelos JM, Brito JC. 2012. Deep evolutionary lineages in a Western Mediterranean snake (Vipera latastei/monticola group) and high genetic structuring in Southern Iberian populations. Molecular Phylogenetics and Evolution, 65 (3): 965-973.
  • Westerström, A. 2010. Early record of the elusive Atlas Dwarf Viper Vipera monticola SAINT GIRONS, 1953, in the Moroccan High Atlas Herpetozoa 23_1_2: (2010)103- 104

Para citar esta página:
Gabriel Martínez del Mármol Marín (2012): Vipera monticola Saint Girons, 1953. En: Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J. P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J. R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com/ficha/Vipera_monticola/. Versión 09/10/2021.

Para citar www.morocoherps.com en su conjunto:
Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J.P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J.R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sahara Occidental.
Disponible en www.moroccoherps.com. Consulta realizada el 13 de enero de 2020.