0 utilisateurs en ligne
IUCN Red List — Not Evaluated

Couleuvre commune d'Afrique
Boaedon fuliginosus (Boie, 1827)

Mise à jour : 13/01/2013

Boaedon fuliginosus

Boaedon fuliginosus. Tan-Tan. Photo: © J. Gállego.

Carte de répartition de Boaedon fuliginosus

  Boaedon fuliginosus

Carte de répartition de
Boaedon fuliginosus
au Maroc.


Galerie multimédia: 5 photographies. [ENTRER]


Pour citer cette page :
(2013): Boaedon fuliginosus (Boie, 1827). Au: Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J. P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J. R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Amphibiens et reptiles du Maroc et au Sahara occidental.
Disponible à www.moroccoherps.com/fr/ficha/Boaedon_fuliginosus/. Version 13/01/2013. Consulté le 24 Oct 2017.

Pour citer www.morocoherps.com en comme un tout :
Martínez, G., León, R., Jiménez-Robles, O., González De la Vega, J.P., Gabari, V., Rebollo, B., Sánchez-Tójar, A., Fernández-Cardenete, J.R., Gállego, J. (Eds.). Moroccoherps. Amphibiens et reptiles du Maroc et Sahara occidental.
Disponible à www.moroccoherps.com. Consulté le 24 Oct 2017.


Désolé, l'information suivante n'est pas actuellement disponible en français. Si vous voulez aider à traduire en français le contenu du site, communiquer avec nous via le formulaire de contact.

Encuadre filogenético

Clasificada anteriormente como Lamprophis fuliginosus. El estudio de Kelly et al. en 2011 indica que Lamprophis fuliginosus es un complejo de especies para el cual vuelve a usarse el término Boaedon, quedando esta especie clasificada como Boaedon fuliginosus. El género Lamprophis queda agrupando cuatro especies de serpientes sudafricanas.

Descripción

Culebra de mediano tamaño que puede alcanzar normalmente entre 60-120 cm (Schleich et al., 1996) y una talla máxima de 150 cm (Hermann, 1989). La forma del cuerpo es algo comprimida lateralmente.

Se trata de una culebra no venenosa, con dentición aglifa.

Su coloración es lisa y brillante con iridiscencia, lo que hace de ella un bello animal. Los individuos juveniles suelen ser de color negro liso y los adultos color marrón, marrón oscuro o marrón grisáceo, además en éstos la coloración blanca del vientre suele extenderse a las escamas corporales más cercanas a las escamas ventrales, esto suele ser más patente en la zona del cuello, así como en las escamas labiales (tanto infralabiales como supralabiales). Las escamas ventrales son de color blanco liso y nacarado.

Boaedon fuliginosus Boaedon fuliginosus

Izquierda: Juvenil. Tan-Tan. Foto: © Raúl León.
Derecha: Adulto. Tan-Tan. Foto: © J. Gállego.

Boaedon fuliginosus Boaedon fuliginosus

Detalles: cabeza y vientre blanco. Tan-Tan. Fotos: © Raúl León.

La cabeza es alargada, estrecha y algo comprimida dorso-ventralmente. Los ojos son relativamente grandes, de idéntica coloración a la corporal y muestran una pupila elíptica o vertical.

Boaedon fuliginosus Boaedon fuliginosus

Izquierda: Detalle juvenil. Tan-Tan. Foto: © Raúl León.
Derecha: Detalle adulto. Tan-Tan. Foto: © J. Gállego.

En cuanto al dimorfismo sexual, según Schleich las hembras tiene un número más alto de escamas ventrales (209-249) que los machos (192-230). Sin embargo, las hembras tienen un menor número de escamas caudales (42-59) que los machos (56-75). En los machos puede notarse el abultamiento de los hemipenes alojados en la base de la cola.

Al ser de coloración lisa y oscura, Boaedon fuliginosus podría ser confundida con individuos adultos de cobra norteafricana (Naja haje) en un rápido vistazo, ya que éstas son de color oscuro uniforme. Para ofrecer algunas referencias a la hora de diferenciar estas dos especies podríamos decir que: el tamaño de las escamas corporales, relativamente, es bastante más grande en la cobra que en la culebra de las casas, por lo tanto en el cuerpo de la cobra las escamas se visualizan mucho más notorias y marcadas que en la culebra de las casas, en la que estas pasan más desapercibidas. La cobra adulta tiende a ser de color negro uniforme y los adultos de culebra de las casas no suelen ser tan oscuros, sino que tienden a colores marrones, marrones oscuros, marrones grisáceos, aunque también podrían ser de color negro. No obstante, las cobras subadultas o adultas pueden mostrar coloraciones negro parduzcas, marrón sucio mezclado con negro, etc. que hacen su coloración general muy parecida a la de la culebra de las casas. Las culebras de las casas suelen ser de un color oscuro pero brillante, mientras que la cobra suele ser de color oscuro pero menos brillante, más apagado o “sucio”. Así pues podemos decir que las escamas de la culebra de las casas reflejan bastante más la luz que la de las cobras, por lo tanto, la culebra suele tener un aspecto bastante más brillante. Además, en los adultos de culebra de las casas las escamas labiales son blancas o muy claras y en la mitad ventral de la zona del cuello también pueden verse las escamas de color claro, mientras que en la cobra nunca se observa este patrón. El vientre de la cobra es de color negro mientras que el de la serpiente de las casas es blanco nacarado. Los ojos de Boaedon fuliginosus son relativamente más grandes que los de Naja haje, son oscuros ambas especies, pero la pupila de la serpiente de las casas es vertical o elíptica y la de la cobra es redonda pero difícil de apreciar a simple vista.

En cuanto al comportamiento, ambas especies tratarán de huir si se ven amenazadas, pero la cobra puede adoptar su conocido comportamiento intimidatorio, elevando la cabeza y cuello y aplanándolo formando una cofia o capuchón. La culebra de las casas no muestra este tipo de defensa pasiva.

Las culebras de las casas juveniles y las cobras juveniles no son similares, no existe confusión. Los juveniles de culebra de las casas son de color negro brillante con el vientre blanco y los juveniles de cobra son de cuerpo amarillento moteado de color marrón o negro y únicamente el cuello y cabeza son de color negro liso.

Boaedon fuliginosus Naja haje

Comparación entre culebra de las casas (Boaedon fuliginosus) adulta (izquierda)
y cobra norteafricana (Naja haje) adulta (derecha), para ayudar a evitar posibles confusiones. Fotos: © J. Gállego.

Ecología y hábitos

De hábitos típicamente nocturnos, pasa el día en un refugio y al anochecer busca a sus presas activamente y usa la constricción para inmovilizarlas antes de engullirlas. Se alimenta principalmente de micromamíferos (ratones, musarañas, etc.) (Trape y Mané, 2006) pero también depreda sobre reptiles, anfibios y aves (Schleich et al., 1996). Cuando habita cerca de asentamientos humanos debería ser un animal muy valorado como controlador de roedores (Schleich et al., 1996).

Si se siente amenazada trata de huir o escapar, pero si es atrapada suele morder para defenderse. No obstante, se trata de una especie inofensiva.

Distribución, hábitat y abundancia

Su distribución conocida abarca las zonas cercanas a la costa entre Aoluouz y el Aaiún (Bons y Geniez, 1996). Se trata de otro de los ejemplos de fauna típicamente tropical procedente del sur que mantiene poblaciones en el NW de África.

Habita zonas áridas próximas a la costa atlántica, planicies con formaciones de euforbias y otros arbustos, zonas con arbustos y árboles dispersos, zonas costeras rocosas, incluidos hábitat con muy escaso porte arbustivo, etc.

Hábitat de Boaedon fuliginosus
Hábitat de Boaedon fuliginosus
Hábitat de Boaedon fuliginosus

Ejemplos de hábitats de Boaedon fuliginosus (de arriba abajo): Sidi Ifni, Tan-tan, Tan-tan.
Fotos: © Raúl León.

Considerada una especie rara en la zona de estudio. Geniez y Bons propusieron que, al igual que el resto de especies de origen tropical, los reptiles escasos como esta culebra deberían protegerse urgentemente.

Las principales causas de mortalidad para esta especie podrían ser los atropellos en carretera y la muerte en otras infraestructuras en las que caen, quedando atrapadas y pereciendo finalmente por ahogamiento o inanición, como albercas vacías. Las muertes directas a manos de las personas y posibles capturas para tráfico y venta de animales podrían ser de cierta relevancia también.

Bibliografía

  • Bons, J. y Geniez, P. 1996. Anfibios y Reptiles de Marruecos (incluyendo Sáhara Occidental). Atlas Biogeográfico. Asociación Herpetológica Española. Barcelona. 319 pp
  • Kelly, C.M.R.; William R. B., Donald G. B., Nigel P. B., Martin H. V. 2011. Molecular systematics of the African snake family Lamprophiidae Fitzinger, 1843 (Serpentes: Elapoidea), with particular focus on the genera Lamprophis Fitzinger 1843 and Mehelya Csiki 1903. Molecular Phylogenetic and Evolution. 58(3): 415-426
  • Schleich, H. H., Kästle, W., Kabisch, K. 1996. Amphibians and Reptiles of North Africa. Koeltz Sci. Books, Koenigstein.
  • Trape, J.F. y Mané, Y. 2006. Guide des serpents d’Afrique occidentale. Savane et désert. IRD Editions, Paris, 226 pp.

Tous les contenus © 2011-2015 www.moroccoherps.com. Le copyright pour les textes, images et autres médias sur www.moroccoherps.com appartient aux auteurs, photographes et autres artistes qui ont créé ces matériaux, et ne peuvent pas être utilisés sans l'autorisation des ayants-droits.
Web design, développement et maintenance: Javier Gállego.